L-SIT. Fuerza, estabilidad, core de hierro y mucho más.

L-SIT 

Aunque muchos lo califican como un simple ejercicio de abdominales, lo cierto es que estamos ante uno de los ejercicios básicos de empuje isométrico. Éste no es otro que el L-sit. 

Todo un clásico de la gimnasia deportiva y, por supuesto, del entrenamiento con peso corporal o calistenia. Junto con el pino (que más tarde será estudiado), el l-sit se posiciona como uno de los skills que más temprano seremos capaces de dominar. Proporcionándonos un más que correcto estímulo de una grandísima cantidad de masa muscular; incluyendo hombros, pecho, tríceps, musculatura estabilizadora abdominal (core) y cuádriceps. Si, has leído bien, un ejercicio para tren superior que estimula también nuestras piernas, todo un tesoro. 

pastedGraphic.png

Por supuesto, no solo será ganancia de músculo lo que obtendremos con su práctica sino toda una serie de habilidades entre las que se incluiría el trabajo de estabilidad, coordinación, equilibrio, propiocepción… 

Tras quedar clara la importancia de su trabajo, pasemos a estudiar lo que le corresponde a su técnica de ejecución correcta: 

 

  • TECNICA:

En lo concerniente a la posición de hombros y escápulas, estas se ubicarán hacía abajo en una postura neutral, también denominada depresión escapular.

Aprovecho para mostraros las diferentes posiciones que pueden adoptar nuestros complejos articulares de hombro y escápulas. Alguna de ellas, como la retracción, ya ha sido objeto de estudio. 

Escápulas en retracción (arriba) y depresión (abajo).

pastedGraphic_5.png

pastedGraphic_2.png

Así pues, esta última postura o actitud (depresión escapular) será la elegida para llevar a cabo este ejercicio concreto o movimiento isométrico.

Colocaremos las manos apoyadas plenamente en el suelo o bien sujetando unos agarres puh ups. Mientras estemos sentados con ambas piernas rectas, nos inclinaremos hacia atrás y haremos que todo el peso de nuestro cuerpo recaiga sobre las manos. A continuación, levantaremos las piernas completamente del suelo manteniéndolas rectas o extendidas en todo momento. Asimismo, nuestros brazos también deberán permanecer totalmente extendidos a lo largo de todo el proceso. Aguantaremos en esa posición el máximo tiempo de retención que nuestra capacidad nos permita. 

pastedGraphic_6.png