¿Cómo bajar de peso según la edad?

En el artículo de hoy contamos con Adrián Aguilar de efectocafeina.com, que nos dará unos conejos para alimentarnos según la fase vital en la que nos encontremos.

Como todos sabemos que nuestro cuerpo llega a un desempeño óptimo en el cual se alcanza la mejor versión de nosotros; en promedio, los 25 años es la edad en la que el cuerpo humano biologicamente está en su mejor forma, de cada quien es responsabilidad cómo quiere llegar a esta edad. Sin embargo a partir de los 30 años comienza un “declive” que dependiendo de las buenas o malas costumbres de alimentación y ejercicio, será más lento o rápido este proceso degenerativo completamente natural.

Cada edad supone un modo de alimentación y actividad física o ejercicio, para el cual puedas mantenerte en un peso ideal saludable y con la energía necesaria para cumplir tus actividades. A continuación conocerás los detalles de cada etapa de la vida.

Infancia y adolescencia. Esta es la etapa de la vida más importante de todas en lo que a buenos hábitos de alimentación y ejercicio se refiere, los niños que ya tienen un problema de obesidad deben librarse de él antes de pasar la adolescencia o llegar a la edad adulta, la obesidad es muy peligrosa cuando se es adulto. Es responsabilidad de los padres estimular a los niños y adolescentes a seguir cualquier actividad física, el sedentarismo que ocasiona en la actualidad la tecnología es el mayor reto a vencer, pero en esta etapa de la vida basta con dejar jugar a los niños al aire libre y a los adolescentes encontrarles una actividad física para que quemen todas las calorías que consumen, además inculcarles una dieta adecuada desde estas edades les evitará batallar en la edad adulta o vejez cuando tengan que seguir un plan nutricional.

Juventud: de los 20 a los 30 años. Si por alguna razón llegaste a esta edad con problemas de sobrepeso u obesidad, aún estás a tiempo de devolverle la salud a tu cuerpo, a esta edad ya se es totalmente independiente y la mayoría sabe lo que le hace bien o mal a su metabolismo, entonces solo es cuestión de que te decidas a hacer del ejercicio un hábito en tu vida, además en esta etapa de la vida se aumenta masa muscular con mayor facilidad, con que salgas a correr o acudas a tu gym favorito regularmente, será suficiente para mantenerte en forma, pero también debes seguir una adecuada nutrición deportiva y dependiendo de la cantidad de actividad física que realices es posible hacer uso de quemadores de grasa o suplementos alimenticios que te ayuden a obtener mejores resultados.

Madurez: de los 30 a los 50 años. Como bien te comentamos a partir de aquí no hay marcha atrás, el cuerpo comienza un proceso degenerativo que como bien te comentamos entre mejor llegues a esta etapa de tu vida podrás hacer más llevadero este proceso, se debe continuar con la actividad física si se puede de igual intensidad que la llevabas y con el correr de los años irla disminuyendo poco a poco dependiendo como reaccione el cuerpo, lo que muy seguramente deberás modificar será tu dieta porque con el pasar de los años es normal que el metabolismo empiece a tornarse más lento. Se recomienda en estas edades realizar una dieta depurativa una vez al mes, empezar a consumir antioxidantes y dejar la sal.

Vejez: después de los 50. Mantener un poco de actividad física dependiendo lo que se pueda hacer (desde salir a correr o solo salir a caminar), será importante mantenerse con actividad y llevar dieta baja en calorías porque perder peso a estas edades será cada vez más difícil, ya no es aconsejable consumir grasas y se debe aumentar el consumo de proteína porque sacian más el hambre y no tienen tantas calorías, las frutas y verduras debes tenerlas muy en cuenta y sobre todo aumenta tu ingesta de fibra para evitar estreñimiento.

Aunque cada etapa de la vida cambia, lo primordial es mantener una dieta saludable y una rutina de ejercicios regular e irla adaptando con los años.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.