PARALLETTES. Beneficios, usos y cómo construirlas manualmente.

Una de las grandes ventajas del entrenamiento con peso corporal o calistenia es la poca cantidad de material que es necesitada para poder entrenar dentro de esta modalidad. No obstante, sabemos también que la riqueza de movimientos (facilitada por una variada gama de utensilios) se posiciona como un parámetro interesante a la hora de progresar y hacer las sesiones de ejercicio mayormente estimulantes. En este aspecto es donde entran en juego estructuras como las parallettes que nos brindan la oportunidad de ejecutar nuevas variantes de ejercicios y movimientos.

Por ello, en esta nueva entrega trataremos los beneficios de estas interesantes plataformas así como te explicaré como podrás fabricarlas tú mismo desde la comodidad de tu hogar y a un precio ridículo.

 

PARALLETTES, MÁS QUE UNA HERRAMIENTA DE EJERCICIO

Las parallettes se podrían describir como aquellas estructuras suficientemente estables como para soportar el peso de nuestro cuerpo cuando este se aprovecha de las mismas para efectuar diferentes movimientos. Dentro de las ventajas de este tipo de plataforma de entrenamiento, destaca aquella que nos permite realizar ejercicios a un amplio rango de movimiento.

A la hora de llevar a cabo flexiones o push ups en suelo, el limitado rango de desplazamiento obstaculizado por el propio suelo limitará el trabajo a dicho patrón de movimiento. Algo que puede ser corregido cuando trabajamos con unas barras paralelas situadas a cierta distancia del piso (como sucede con las parallettes).

Como ya sabemos, la mayor amplitud de movimiento se posiciona como una circunstancia totalmente favorable a la hora de hacernos desarrollar una mayor cantidad de fuerza y masa muscular, al mismo tiempo que mejora nuestra movilidad articular y previene lesiones. Así pues, la inclusión de ejercicios que se elaboren con estos utensilios constituirá un factor completamente favorable.

Además, su poco peso y reducido espacio ocupado nos facultará su uso desde nuestro propio domicilio. Ideal para aquellos que poseen un pequeño rincón de ejercicio en casa.

 

VARIEDAD DE EJERCICIOS

Lo que muchos desconocen es que no solamente se pueden realizar flexiones o push ups en estos aparatos sino todo un diverso abanico de ejercicios y movimientos que enriquecerán tus rutinas de entrenamiento.

Desde flexiones y fondos convencionales hasta handstand push ups, L-sit, planche o flexiones en tuck planche entre otros.

Pasando, al mismo tiempo, por otros ejercicios dinámicos como “de tuck planche a pino” o “de L-sit a planche”.

 

COMO CONSTRUIRLAS

Unas parallettes prefabricadas pueden costar alrededor de unos 50 euros en tiendas de deporte o 30 euros con suerte en algún que otro comercio online.  Un precio, a mi parecer, desorbitado. Sin embargo, lo bueno de su simplicidad como estructura es que puede ser construida de manera casera sin que ello suponga una peor seguridad o utilidad a la hora de introducirla en nuestros entrenamientos. Por poco más de 7 euros ya podrías estar utilizándolas. Siempre y cuando, como acabo de comentar, las fabriques tú mismo con el material, las herramientas y las medidas oportunas.

En lo referente al material, lo que necesitaremos serán unos tubos de PVC de 40mm de diámetro, alrededor de 2 metros y medio o incluso 3 metros (si necesitas algo más de margen), 4 codos y otros 4 acoplamientos en forma de T que posibiliten 3 puntos de unión.

Instantánea 4 (14-02-2018 16-59)

Además, serán necesarios una sierra, pegamento específico para PVC, cinta métrica, una lima y una goma antideslizante. Seguidamente iré explicando el papel de cada uno de estos elementos.

En lo concerniente al proceso de fabricación en sí mismo, lo primero será tomar las medidas pertinentes. Recomiendo apuntar las siguientes:

  • Dos secciones “largas” de unos 50-60cm.
  • Cuatro secciones “medianas” de 25-30cm.
  • Ocho secciones “pequeñas” de 15-20cm.

Instantánea 1 (14-02-2018 15-53)

Elegir, eso sí, la misma medida para cada grupo de secciones (de los comentados 3 grupos) que formarán parte de las futuras estructuras. Así pues, una vez tomadas las medidas, cortaremos por los puntos marcados de manera que obtengamos las secciones recientemente expuestas. A continuación, limaremos los bordes de cada sección o segmento para evitar superficies irregulares.

El siguiente punto lo conformará el proceso de unir o pegar las partes de momento separadas a través de la cola para PVC. Los codos se encargarán de fusionar las secciones “largas” con las “medianas” y los acoplamientos en T harán lo propio con las secciones “medianas” y “pequeñas”. De manera que al final del proceso nos queden estas plataformas.

Como último paso, recomiendo rodear los bordes de las secciones pequeñas (que se encuentran en contacto con el suelo) con una goma antideslizante a modo de impedir su desplazamiento cuando estemos ejercitándonos en ellas.

Ahora si ya tendrías tus propias parallettes fabricadas, recuerda dejar un tiempo antes de empezar a utilizarlas para que el pegamento se seque completamente y comprobar que la estructura resulta ser suficientemente estable (no descartes volver a repetir la sesión de bricolaje si alguna de ellas no ha quedado bien).

 

Espero que el presente tutorial te haya resultado útil y no dudes en escribirme en los comentarios si el proceso de fabricación resultó ser exitoso.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.