Cada cuanto tiempo Cambiar de Rutina.

Una más que repetida cuestión que me suele llegar con bastante frecuencia es la de cada cuanto tiempo debo cambiar mi rutina de entrenamiento. Una pregunta que en multitud de ocasiones tiene como respuesta un depende y en la entrega de hoy veremos cómo debemos abordar esta siempre habitual interrogación. Con el objetivo de resolver tus dudas sobre la necesidad de conocer cuándo deberás cambiar la planificación de tus entrenos he aquí mi pequeño aporte.

 

CAMBIO DE RUTINA ¿ES NECESARIO?

Lo primero de todo quiero restar importancia a este, en muchos casos, dogmatizado tema. En el mundo de la fuerza se encuentra ampliamente extendida la creencia de que es necesaria una constante alteración de nuestras rutinas semanales de entrenamiento. Suele ser normal encontrar personas continuamente preocupadas por cambiar sus rutinas cada 5, 4, 3 o incluso menos semanas.

El argumento que suele acompañar a este enfoque es el de evitar que el cuerpo se acomode o adapte a una determinada manera de ejercitarse. Sin duda algo que, en parte, es cierto y ni mucho menos válido resultará defender a aquellos otros que se encuentran en el otro extremo entrenando siempre igual sin cambiar de ejercicios, intensidad, volumen… Obviamente el que siempre hace lo mismo se encontrará siempre en el mismo lugar. Ahora bien, ambos enfoques de entrenamientos iguales o de cambios incesantes serían igualmente erróneos.

Cuando empezamos con una nueva rutina será imprescindible un tiempo de adaptación a ella, será normal que al principio nos sintamos molestos, incomodos o que incluso no lleguemos a completarla de forma total omitiendo algunas series o ejercicios del final. Además, si hemos incorporado ejercicios nuevos para nosotros es probable que su técnica y automatización esté todavía por perfeccionar por la falta de experiencia en ellos. Podría haber un aumento drástico en la intensidad de los movimientos con respecto a la rutina anterior, un mayor volumen, frecuencia, variaciones en los tiempos de descanso…etc.

A medida que pasan las semanas, nos sentimos cada vez mejor. Ahora ya hemos mecanizado la técnica correcta de los nuevos ejercicios, podemos completar la entera sesión de entrenamiento, estamos más motivados y sin las molestias de los primeros días. Es más, no será hasta la tercera o incluso cuarta semana cuando más fuerte te encontrarás con tu presente rutina. Tanto es así que te planteas incorporar algún ejercicio específico para fortalecer algún grupo muscular, incrementar las series y repeticiones, la intensidad o los días de entrenamiento.cambiar-rutina.jpg

Es en este punto donde aparece el error común del cambio de rutina mensual. Justo cuando mejor estábamos entrenando y a pleno rendimiento trabajando se agota el cupo de las 4 semanas y cambiamos radicalmente a una rutina totalmente diferente para dar paso al explicado y triste círculo vicioso. Pasan los años sin ver resultados y lo peor de todo sin saber porque.

Por supuesto, como hemos comentado anteriormente, entrenar siempre igual no es la solución pero tampoco lo es el religioso y reiterado cambio de rutina. Algo diferente a progresar es el transformar nuestra manera de trabajar en un perverso viaje a ningún lado.

Entonces… ¿Qué hago? No debo entrenar siempre igual pero cambiar de rutina periódicamente tampoco es lo ideal… Os entiendo. Con lo que acabo de declarar no estoy negando que en momentos determinados sea necesario realizar las adaptaciones oportunas. Un concepto que me atrae más que el hecho de pensar asiduamente en el cambio de rutina es el principio de sobrecarga progresiva. Expliquemos mejor esta idea.

 

SOBRECARGA PROGRESIVA

La sobrecarga progresiva es el aumento progresivo del esfuerzo que imponemos sobre el cuerpo a lo largo de las diferentes sesiones de entrenamiento. Bien podemos llevar a cabo esta premisa ejecutando cada vez ejercicios más complicados, aumentando las series y repeticiones de los mismos, aumentando el volumen o también la frecuencia de entrenamiento.Milo.jpg

Aplicando este principio, lo que hacemos es generar gradualmente estímulos desconocidos para el organismo originando así un nuevo estrés adaptativo. Una vez ocasionado este estrés, el cuerpo se aclimatará al mismo permitiendo las adaptaciones neurológicas y musculares pertinentes que nos proporcionarán los futuros aumentos de fuerza, músculo y rendimiento.sobecarga-progresiva

Por ello, mucho más interesante resultará ir variando aspectos como la intensidad, a través de la modificación de ejercicios por otros que sean más avanzados; volumen, añadiendo más series o repeticiones y frecuencia, cuanta más carga podamos soportar más días a la semana podremos dedicarnos a entrenar. El secreto será aprovechar cada rutina hasta el límite de su capacidad y que satisfaga así nuestras necesidades referentes a rendimiento y progreso.

Las modificaciones progresivas pueden ser rápidas al principio, lo que podría mantener esa variación mensual de nuestras rutinas si somos principiantes. Sin embargo, a medida que avancemos y seamos más fuertes será igualmente entendible no cambiar el sistema incluso luego de varios meses de entrenamiento.

Un tema que no es fácil de abordar debido a que en muchos casos estos cambios adaptativos dependerán de cada persona y de su nivel personal. Aunque soy consciente de que lo fácil suele ser seguir aquellas rutinas ya fabricadas, lo que mayores ganancias nos generará será adecuar cada rutina a nuestro propio potencial con las modificaciones progresivas concernientes al incremento de intensidad, volumen y frecuencia entre otras variables. Espero que hayas aprendido algo más aunque no sea lo que en un principio hubieses querido leer. ¿Y tú, eres de los que cambias de rutina cada mes o cumples con el principio de sobrecarga progresiva?

Anuncios

2 comentarios sobre “Cada cuanto tiempo Cambiar de Rutina.

  1. muy buenos consejos, creo que en ocasiones no reparamos en estos detalles y nos desesperamos porque la rutina actual no da los “resultados” que esperamos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.