BENDITOS HUEVOS

Ya mencioné de pasada en el artículo titulado la alimentación saludable que los huevos deben formar parte de nuestra dieta habitual y no debemos tener miedo a este, durante muchos años, demonizado alimento. A pesar de que los expertos en décadas anteriores los han culpabilizado de aumentar nuestro colesterol en sangre, lo cierto es que se trata de un auténtico súper-alimento y por ello le dedicamos un artículo entero para hablar de ellos.

 

POCOS ALIMENTOS TAN COMPLETOS

Sin duda estamos ante uno de los alimentos más completos que existen en el mundo, rico en proteínas de gran calidad, ácidos grasos poliinsaturados y saturados, minerales, vitaminas A y del grupo B… Pero vayamos por partes:

 

CLARA

Es una solución de proteínas en agua y dentro de estas proteínas encontramos una gran variedad de ellas con alto valor biológico, es decir, que aportan los aminoácidos esenciales o “ladrillos” que nuestro cuerpo necesita para formar nuevos tejidos. En la clara también encontramos vitaminas B2, B3 y B5.

 

YEMA

Un tercio de la yema son lípidos y el resto serían también proteínas integradas en forma de lipoproteínas. Como decíamos hay un 33% de grasa y los ácidos grasos presentes son: el oleico, palmítico, esteárico y linoleico. La relación entre ácidos grasos poliinsaturados y saturados es bastante aceptable.

La proporción de colesterol es alta, pero se ha demostrado que el colesterol dietético no afecta tanto al endógeno y menos al riesgo cardiovascular (estudio, estudio, estudio). Esto es debido a que nuestro cuerpo necesita colesterol como pieza fundamental para formar todas las células (sobre todo las cerebrales), si dicho colesterol lo incorporamos mediante la dieta nuestro hígado no tendrá que producirlo de manera endógena y se regulará de forma automática la cantidad de colesterol sanguíneo. El tema del colesterol como riesgo de enfermedades cardiovasculares es mucho más complejo y depende de otros factores como consumo de azúcar, índice de masa corporal, el número de triglicéridos en sangre, sedentarismo… Echarle la culpa al huevo es, cuanto menos, injusto.mito3-copy

En la yema vamos a encontrar también más cantidad de minerales como calcio y fósforo, además de la mencionada vitamina A y K. Así que ya sabes ¡no tires las yemas!

 

TRAZABILIDAD

Si cogemos un huevo de la nevera y nos fijamos en él veremos unos numeritos escritos en la cáscara. Se trata de unos dígitos que informan de donde proviene dicho huevo.

1º Dígito: Este primer número indica la forma de alojamiento de las gallinas. Siendo:

– 0: Huevos de producción ecológica.

– 1: Huevos de gallinas camperas.

– 2: Huevos producidos en suelo.

– 3: Huevos de gallinas enjauladas 🙁

2º y 3º Dígito: Indican el estado miembro de origen.

Resto de dígitos: Identificación del establecimiento del Estado Miembro.

Tal y como expuse en el artículo de la dieta saludable el trato y la alimentación que recibe el animal influye y mucho en la calidad nutricional del alimento. En este caso no es para menos, las gallinas que puedan ser mejor alimentadas y se muevan en mayor medida producirán huevos de mayor calidad que aquellas que se encuentren enjauladas. Aquí nos importa el primer dígito siendo 0 y 1  números aceptables que indican que los huevos son de mayor calidad en comparación con los que tengan escrito el 2 y 3. Siendo este último número el peor con diferencia. huevo1ag

 

DE ACUERPO PERO ¿CUÁNTOS PUEDO COMER?

Como decía más arriba echarle la culpa al huevo de los problemas cardiovasculares que acarrean cada vez más personas es totalmente injusto.

El colesterol es importante no solo para formar las membranas de nuestras células sino para generar hormonas (entre ellas testosterona), vitamina D y bilis.

Entonces ¿Por qué tanto alboroto con el tema de los huevos y el riesgo de infarto? Es un tema que ha quedado atrás y, aunque es cierto que cierto tipo de partículas pequeñas y pegajosas de LDL que son las responsables del transporte de colesterol en sangre aumentan el riesgo cardiovascular (estudio) , lo cierto es que poco tiene que ver con el consumo de colesterol dietético. Siendo el excesivo consumo de azúcares y carbohidratos refinados lo que mayor peligro supone aumentando el número de triglicéridos que éstos sí que son un verdadero peligro. Hablaremos del tema del riesgo cardiovascular y sus principales causantes en futuros artículos.4475_400

A lo que íbamos ¿Cuántos huevos puedo comerme al día? Un estudio publicado en 2015 por la revista American Journal of clinical nutrition con el título de “The effect of a high-egg diet on cardiovascular risk factors in people with type 2 diabetes: the Diabetes and Egg (DIABEGG) study-a 3-mo randomized controlled trial” se aventuró contestar con evidencia a esa pregunta. Se realizó un ensayo aleatorizado para determinar si una dieta rica en huevos (2 huevos/día durante 6 días/semana) en comparación con una dieta baja en huevos (<2 huevos /semana) podría afectar a los perfiles de lípidos en sangre en personas con sobrepeso u obesidad y con diabetes tipo 2 o prediabetes. Analizando los resultados una vez finalizado el estudio no se mostraron diferencias entre los dos grupos para el colesterol total, LDL-c, triglicéridos ni alteración de la glucemia. Es más, los que tenían aumentada la ingesta de huevo sentían mayor saciedad después del desayuno (guiño a la tortilla francesa como desayuno).

Como este muchos más estudios están desmintiendo a gritos el irracional temor por el huevo. Por lo tanto, puedes incluir huevos a diario en todas sus presentaciones culinarias: tortilla, revueltos, cocidos, escalfados… De dos a tres huevos al día sin problemas, eso sí acuérdate del tema de las gallinas y los numeritos 🙂.

los_metodos_de_coccion

 

Como siempre, intento arrojar un poco de luz a temas de los que hay poco conocimiento y mucho falso mito. El tema de los huevos lo doy por cerrado pero el del origen del riesgo cardiovascular seguiremos tratándolo en futuros post.

Anuncios

3 comentarios sobre “BENDITOS HUEVOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.